De los objetivos a la acción

El pasado 19 de Enero, y dentro del ciclo de formación de Murcia Empresa gestionado por AJE, se realizó el taller “De los objetivos a la acción” ya había tenido la suerte de disfrutar de una ponencia de Javier Arnal, en Marzo de 2014, hace casi dos años, fue a través de los foros Magalia, que me permitieron acercarme a muchos temas, entre ellos y gracias a la recomendación de Antonio Angel también a la gestión del tiempo.

de los objetivos a la accion viZZual

La ventaja que estoy encontrando últimamente es que al salirme del formato de una/dos horas de los foros, es que se profundiza más, y da tiempo a realizar una o dos horas de trabajo. Muy útiles los dos formatos, y me está gustando mucho encontrarme con este segundo, tanto en los talleres de Cristina, como en esta batería de talleres de AJE.

Bueno, a lo importante, Javier es un fuera de serie, lo tiene todo muy bien trabajado, como comentaba una asistente, así todo parece muy fácil. Sí, nos lo explico todo, despacio, repitiendo las ideas básicas al menos diez veces, manteniendo la línea principal, una muy básica, los objetivos (¿Qué quiero conseguir?) son para uno o dos años, si los desglosamos por años, luego los podemos desglosar por proyectos (¿Cómo tengo que hacerlo?) y estos en tareas concretas, y si hace falta trocearlos más, para que quepan en trozos de media hora, acciones. Nos advirtió que uno de los problemas más comunes a la hora de respetar nuestra agenda es que nos ponemos proyectos en la agenda, es decir, una idea que representa muchas acciones, y a la hora de enfrentarlos nos perdemos en por dónde empezar, esto ayuda a la natural procrastinación que todos llevamos dentro.

Con esa idea y manteniéndola como eje principal nos aportó multitud de consejos, directrices para acompañar el proceso. Nos lo situó en un contexto más amplio, nos habló del sentido de nuestra empresa / desarrollo profesional, a través de la misión y los valores. Nos explicó porque una visión debe ser muy descriptiva y amplia, y ser a tres o cinco años a lo sumo. Si eres capaz de olerlo, de sentirlo, te empuja infinitamente más que la gastadísima cantinela de “ser un referente en mi sector”. A partir de ahí los objetivos, que se pueden adaptar a años naturales, y si, que sean SMART, específicos, medibles, alcanzables (respecto a las condiciones de fuera de la empresa), realizables (teniendo en cuenta las características de mi empresa / realidad laboral) y definidos en el tiempo.

Nos habló de la actitud, de las habilidades, de la eficiencia y nos regaló dos frases: “Piensa como una persona de acción y actúa como una persona de pensamiento” de Henri Bergson, que viene a decir, planifica pensando en cómo se va a llevar a cabo la acción y actúa con el foco puesto en tu meta, sin duda muy poderosa, y una segunda “piensa en grande y actúa en pequeño” ten tus objetivos importantes claros, y actúa sobre pequeñas cosas que son mucho más abarcables en tu día a día, esta frase dio a Jason Jennings para escribir un libro entero.

Nos enseñó las diferentes clases de tareas, las tareas clave, las repetitivas, las menores o pendientes y las imprevistas, y como meterlas en la agenda para poder respetar las clave. A través de la planificación podemos prever espacios para las tareas clave, dejando huecos para imprevistos. Sin duda es simple, el problema es coger la dinámica y no perderla.

Nos explicó que tipo de revisiones nos vendrá bien hacer, diarias, semanales (dedicarle sin miedo dos horas, pues nos prevendrá de muchísimas interrupciones durante la semana) y mensuales con un checklist.

Por último nos regaló una herramienta con la que trabaja él, la figura de pepito grillo, es decir, buscar a un igual para darse feed-back sobre cómo se están llevando a cabo todo esto. Por supuesto alguien de fuera de tu entorno familiar y laboral, si pertenece a otro sector no hay ningún problema, y se hace de forma objetiva, se pueden expresar miedos, dudas y la otra persona nos devuelve lo que ve, sin opinar. En lugar de “eres un vago”, “veo que no lo has hecho” por supuesto la acción será reciproca.

En definitiva, interesantísima jornada, de la que podríamos destacar el tomar consciencia de donde están mis fallos, y el aceptar que soy responsable de que mis acciones me lleven, o no, a la consecución de mis objetivos.

Quedó pendiente entrar en un método de realización de tareas, Javier nos habló de que utiliza GTD (Get Things Done) esperemos que pronto podamos organizar otro taller que lo recoja.

Otra opción que comentamos al final del taller con Javier, sería la formación de un grupo de profesionales que lleváramos esta metodología a la práctica, y que recibiéramos su visita cada quince días para supervisión en grupo ¿te apuntas?

Por cierto, el próximo miercoles tendremos a Gavi hablando de “El Liderazgo Emocional” en el mismo ciclo, y a Carmen el martes 2 hablandonos de creatividad para emprender.

La foto es de viZZZual.com en flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*