La empresa abierta de Julen Iturbe

El año pasado, ReGenera Consciencia de Cambio, asociación de la que soy socia fundadora, dentro de su programa de la Escuela ReGenera organizó una conferencia y un taller sobre Empresa abierta impartidos por Julen Iturbe. Ambas actividades fueron tan interesantes que este año aprovechando que Julen va a estar cerca de Murcia, no queremos pasar la oportunidad de que nos de una charla, no sabemos hora ni lugar, lo que sabemos es la fecha, será el 10 de Junio por la tarde

Resérvate la fecha porque escuchar a Julen merece la pena y no solo si eres empresario o emprendedor, el concepto de Empresa abierta es válido para el día a día de cualquier persona, es tomar conciencia de otra manera de actuar.

Estos son las características de la Empresa abierta:

  1. La empresa abierta forma parte de una corriente global, la filosofía open source, que entendemos afecta, en cierta forma y con diferentes intensidades, a personas e instituciones. Es, simplemente, una consecuencia de vivir en el momento en que vivimos y de reconocer que el rol transformador de la empresa requiere transparencia.
  2. La empresa abierta no es un modelo. No hay una empresa abierta sino que hay prácticas de gestión coherentes con la filosofía open. No todas las prácticas tienen por qué ser de aplicación en un caso concreto y aquellas que lo sean no tienen por qué desarrollarse con el mismo nivel de intensidad.
  3. La empresa abierta solo existe en la medida que satisface las aspiraciones de las personas que la conforman. Más allá de los discursos tradicionales sobre la importancia de los recursos humanos, la empresa abierta es un contenedor de proyectos personales que por su naturaleza y por la pasión que suele desplegarse en ellos, necesitan de un marco supraindividual. De alguna forma, la empresa abierta es la consecuencia de una característica de la sociedad contemporánea: el individualismo en red.
  4. La empresa abierta no equivale a empresa 2.0 o a organización del cuarto sector o a empresa social. Pero se nutre de características de todas ellas y las interpreta a la luz de la filosofía open. Además, acepta la cohabitación con paradojas derivadas de la complejidad en que se mueve.
  5. Una empresa abierta es aquella que ha diluido sus fronteras con la sociedad en general y con ciertas comunidades en particular. El concepto de “mercado” se le queda corto por cuanto se entremezclan transacciones económicas con actividades fundamentalmente sociales. Son organizaciones que interactúan dinámicamente con sus mercados y comunidades, los transforman y se transforman.
  6. La empresa abierta puede serlo independientemente del sector en que opera. De hecho, el “sector” no tiene mucho sentido por cuanto los ingresos económicos pueden diversificarse y no llegar de quienes podrían tradicionalmente ser considerados como “clientes”. A partir del producto o servicio, una empresa abierta comienza a escarbar en busca de nuevas maneras de interactuar con sus grupos de interés, con quienes conforma una comunidad. No obstante, en muchas ocasiones, la comunidad preexiste a la empresa.
  7. La empresa abierta efectúa un uso crítico de la tecnología. No puede entenderse desligada de Internet pero reconoce la necesidad de combinar la fuerza de la relación presencial con las posibilidades de las tecnologías. En este sentido, la empresa abierta maneja de forma particularmente eficiente la información, que se convierte en su principal materia prima. Esto también puede entenderse en el sentido de que favorece y “explota” (en el mejor de los sentidos) la inteligencia colectiva.
  8. La empresa abierta es aquella que sigue teniendo sentido si eliminamos el lucro de su definición. Debe existir un propósito más allá de generar riqueza económica. Además, las transacciones económicas que genera pueden producirse dentro de su cuenta de resultados o fuera de ella.
  9. La empresa abierta mantiene una dimensión humana y no persigue el crecimiento como forma de conseguir competitividad. La mirada local y la estrategia de nicho son dos características habituales, pero no tienen por qué entrar en contradicción con el enfoque global. Es habitual que una empresa abierta crezca no tanto en sí misma sino a través de la comunidad en que se inscribe.
  10. La energía que mueve a la empresa abierta es la diversidad, que puede provenir de fuentes diferentes como la edad, la cultura, el género o muchas otras. La competitividad pasa por incorporar las diferencias y transformarlas en oportunidades de negocio. De esta forma, es habitual que una empresa abierta mute su actividad en función de las personas que se comprometen con ella y de las relaciones que establece a medida que transcurre el tiempo.

Esta y mucha más información la podéis encontrar en el blog de Julen Iturbe: Consultoría artesana en red

Consultoría artesana en red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*