Una parte de mi










<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:»Cambria Math»; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:1; mso-generic-font-family:roman; mso-font-format:other; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 0 0 0 0 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536859905 -1073732485 9 0 511 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:»»; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:»Calibri»,»sans-serif»; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>
Quiero empezar este blog, hablando de porqué es importante para mí este proyecto y que me ha llevado a ponerlo en marcha.
Durante muchos años, me he sentido un bicho raro, no sentía que encajaba en mi entorno más cercano, no compartía la manera de actuar o pensar de las personas con las que me relacionaba y sentía que nada me satisfacía lo suficiente, había algo que fallaba. Me pasaba con todo, mi familia, mis amigas, mi trabajo, los quería, disfrutaba, sin embargo a veces tenía una cierta inquietud que me hacía sentir que había algo que fallaba y que yo no era normal, lo cual me generaba un malestar y me impedía disfrutar plenamente de la vida.
Era una persona reservada porque sentía que nadie me entendía. Aceptaba el comportamiento de las personas que me rodeaban como el normal o correcto a pesar de sentir que mis pensamientos no coincidían y eso me hacía pensar que la que estaba equivocada era yo. El pensamiento de la mayoría de personas que me rodeaba no coincidía con el mio, gracias a mi trabajo personal entendí que la mayoría no siempre es la que está en lo cierto, lo socialmente aceptado o la tradición, no tienen porqué ser lo correcto y que hay que creer en uno mismo aunque la sociedad no lo ponga fácil. Tengamos en cuenta que lo cierto, lo correcto o la verdad dependen de cada uno de nosotros y que cada persona vemos las cosas de manera diferente
Hace unos 3 años, María José, una amiga a la que quiero y admiro, me dijo que yo era una buscadora, entonces pensé, es posible, ahora estoy totalmente de acuerdo
Con el trabajo, los estudios, incluso con los amigos, he ido probando a ver si encontraba esa satisfacción plena que no encontraba. La familia y la sociedad nos marcan unos patrones que si no sigues no eres «normal» y te vuelves inseguro y no crees en ti.
Ni os imagináis las veces que leí la parte del capítulo I de “Adicción al pensamiento” de Pedro Jara en el que habla de ¿Qué es normal? y las lágrimas que cayeron de mis ojos:
“lo normal asemejado a lo habitual, no tiene por qué ser, en absoluto, un criterio de la adecuación y validez de las cosas”
“La familiaridad de lo acostumbrado y la seguridad de “lo malo conocido” son algunos de los mayores impedimentos del aprendizaje y la felicidad”
En 2009, hice un curso llamado “Calidad y productividad a través del Equilibrio emocional” un curso para trabajadores que hablaba de ¿equilibrio emocional? El curso lo impartía Ángel López Naranjo, que para lo que lo conocéis, sabéis que no deja indiferente a nadie. Fue mi primer contacto con la inteligencia emocional y, me enamoré. En mi búsqueda, había encontrado mi primer gran amor. Un amor que se volvió casi adictivo y que ha ido creciendo con los años. Fue mi primer contacto con el crecimiento personal y decidí empezar ese camino para mejorar como persona
Aprendí que la mente se entrena, que teniendo pensamientos positivos podemos ser optimistas, que hay que practicar, practicar y practicar. Y que con pequeños cambios, hechos de manera regular, podemos cambiar de forma muy positiva nuestra vida. El primer paso es tomar consciencia de nuestras emociones.
A partir de ahí, empecé a asistir a charlas, conferencias, talleres… todo lo que encontraba relacionado con el crecimiento personal.
El siguiente curso que hice fue sobre creatividad, lo impartía Influye, Antonio Ángel Pérez y Carmen Garrido, dos grandes profesionales, a los que admiro y de los que afortunadamente hoy puedo decir que son mis amigos. El primer día recuerdo que hicimos un ejercicio en el que teníamos que decir de qué color nos sentíamos y Carmen en ese momento dijo que se encontraba marrón oscuro porque no se sentía bien. Me impactó su naturalidad, no dijo lo que esperábamos oir, se entregó y mostró una parte de ella y eso hizo que confiara en ella. Fue un gran curso, en el seguí aprendiendo sobre mi misma y descubrí que TODOS somos creativos.
En mi siguiente curso repetía con Influye, la I edición de “La Aventura de Re-Descubrir mis talentos”, metodología desarrollada por Antonio Ángel y Carmen, un tema que actualmente trabaja de manera brillante Antonio Ángel y que ayuda a descubrir aquellas cualidades que todos tenemos desde el nacimiento y que si las potenciamos conseguimos ser más felices. Antonio Ángel con su cercanía, calidez y continua provocación, consigue ayudarnos a redescubrinos
Otra persona a la que quiero y admiro es Cristina García, compartí con ella el taller de creatividad y talento como alumnas y posteriormente compartí otro taller, Equipaje Emocional centrado en los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey, esta vez, el taller era impartido por ella. Cristina nunca deja indiferente por su naturalidad, su entrega y la pasión que pone en lo que hace. Mi equipaje siguió creciendo con ella
Otro taller que me aportó mucho fue Practitioner en Coaching con PNL impartido Por Carmen González de Loftalento
Descubrí que muchas de las creencias que tenemos no son nuestras, vienen impuestas por la educación que hemos recibido por la sociedad y la cultura popular. Cuando esas creencias no están alineadas con nuestros valores se produce un conflicto interno. Lo maravilloso es que se puede modificar, se puede reprogramar y podemos conseguir que nuestra mente, nuestros actos y nuestro corazón estén alineados y entonces eres más feliz
He realizado más cursos que trabajan temas de crecimiento personal, he querido nombrar estos porque son cursos que han marcado y cambiado mi actitud ante la vida y porque los profesionales que los han impartido son personas que trabajan con un alto nivel de calidad estos contenidos, son personas a las que recomiendo y admiro
El camino del crecimiento personal es largo y suele ser duro porque hay que pararse a mirar dentro de ti, y lo que solemos descubrir no nos gusta mucho y aceptar que la responsabilidad de lo que te hace sentir mal es tuya y que eres tú el que tiene que modificar creencias, valores, actitudes… es difícil y duro. A la vez es un camino apasionante, enriquecedor, que te hace disfrutar con cada paso, que tiene retrocesos y desviaciones y es lento, muy lento.
Cuando asistes al primer curso o a la primera charla, se planta una semilla en ti, o al menos se planto en mi, y esa semilla puede ir creciendo, puede permanecer dentro hasta que decidamos activarla o puede permanecer inactiva para siempre. Es una elección personal, nosotros decidimos si queremos regarla y abonarla para que crezca y decidir cual es el momento para ello. Yo no recuerdo haber tenido un contacto previo al mundo del crecimiento personal antes del curso que os he mencionado anteriormente, puede que si lo tuviera y no fuera mi momento por lo que ni siquiera fuera consciente. Los procesos de cambio personal se inician cuando uno está preparado para ello, cuando es su momento.
Hay algo que siempre he sentido que era lo que quería hacer y es gestionar una empresa, me encanta la gestión y la organización pero nunca he sabido de qué, no había nada que me motivara lo suficiente.
Hace unos meses (2015) empecé a darle vueltas a una idea, a mi me ha aportado mucho el haber empezado a trabajar mis emociones, a revisar mis creencias, a cambiar mi actitud, ahora soy más feliz y creo que si las personas descubrieran que existe esa posibilidad, serían más felices y si las personas son más felices tendríamos un mundo mejor
Por otro lado, a Miguel Ángel (mi marido, compañero y una persona a la que admiro)  y a mí, nos encanta la empresa y entendemos que ésta debe ser un lugar dónde las personas puedan crecer y desarrollarse. Entendemos también que para ello, gran parte de las empresas necesitan un cambio, necesitan nuevos enfoques, nuevos procedimientos o nuevas metodologías centradas en las personas. Cualquier organización, institución, asociación o empresa está formada por personas y son éstas las que de manera individual o colectiva, tienen que iniciar ese cambio que posible el crecimiento y desarrollo de las personas que las integran.
Desde El eslabón invisible  también queremos dar a conocer esos enfoques o metodologías que faciliten ese proceso hacía una organización humanizada
Todo lo que yo he vivido sentido pensado me gustaría que llegara a mucha gente, que sepan que existe la posibilidad de cambiar, de ser más feliz, de disfrutar la vida, de sentirte bien y de sentirse muy acompañado y querido.
Tanto si crees que aún no es tu momento como si decides iniciar el camino o hace tiempo que lo iniciaste, te animo a quedarte por aquí, a dejar un comentario y suscribirte a nuestro blog para estar al día de todas las novedades
 
Gracias por leerme y estar ahí

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.